domingo, 23 de agosto de 2009

DE TU EXISTENCIA PROFESAR



Cada noche soñar,
Que en tus brazos vivo,
Una vida compartida,
Un amor sin términos.

De mi mano te doy,
Una flor con mi aroma,
Con mis labios húmedos,
Mil besos prodigarte.



Abrazos calidos deseo,
De tu vida sentir,
Morir en tu sensual pecho,
Y renacer ardiente de amor.

Dame tú alma querido,
La mía la tienes tú,
Dame tu calido amor,
Vivir sin ti no lo se hacer.

Sin límites me doy amor,
Solicítame lo que anheles,
Un mañana sin dolor,
Un encuentro sin esperas.
Agos09

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que lindo tus versos. me has hecho soñar despierto sintiendo tu poema...

Gracias por compartir tus versos.


Saludos fraternos
Un abrazo
Besos

KNELA dijo...

Gracias Adolfo de verdad,me siento halagada y me impulsa seguir avanzando en este rios de letras que undas expresan sentimientos,