lunes, 13 de julio de 2009

Penumbra en el alma


En la puerta desolada
He visto tus ojos, despiadados, impacientes
He palpado tu frialdad, tu dureza,
Eres indolente, inflexible, no te quiero ver
Sigues allí visible ante mis ojos sellados de muerte

Con tu mueca de risa hiriente
Mis lágrimas de angustia, te acrecientan
Eres impaciente no puedes esperar,
Danza de tinieblas eternas, solo en ellas permaneces

Satisfaces tu deseo, alas abrazan al vacío
Ave de la noche fría, buitre de la soledad
Te avivas del hálito, ahogas el eco de la savia
Vagas en las noches de tribulación, anima solitaria

Veo tu mirada errante, sin compasión
Desafiante, aniquiladora, tu mirada odiosa
Sabes provocar temor, rotos cristales del alma
Habitas en el sufrimiento, lamento es tu destino

Deambulas tu cuerpo de hielo, pesado
Arrastrando pesadas cadenas de fuego
Te has posado ave oscura y execrable
En lo más sagrado que poseo, y lo vas a arrancar de mi?

Estas allí implacable, tenebrosa
Sabes Hacer tu trabajo, ave de rapiña
Te enfrentare cara a cara, esta vez
Sigue tu marcha detestable ve con tu soledad oscura

Tus manos vacías se aferran
Vete ya, aun no es tu tiempo
Ave carroñera, mira las arenas del tiempo
Quedan hojas en el árbol de su vida, rocío de mañana

Su corazón aun golpea de felicidad
Su alma brillante y palpitante
Te han vencido en la tenebrosa noche
Noche de tribulación, de alas oscuras cubren la luz
Julio.09

2 comentarios:

Kapasulinos dijo...

bellisimo este poema. Muy bien escrito!

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Gracias por tu respuesta a mi post, entre a tu blog y me gusto mucho me quedo para seguirte ;)
este post es fuerte y real..
un beso grande